La Jerga Mexico La Jerga Mexico
La Jerga Mexico
 Home
Si fueras al campo y le preguntaras a cualquier campesino o granjero sobre ‘El Alicante’, seguro te dirá que sí ha escuchado de él. Es una criatura mítica del folklore mexicano — ¿o no lo es? Como la mayoría de las víboras, se alimenta de ratones, ratas y otros pequeños roedores; sólo que a diferencia de las serpientes comunes, el alicante no se arrastra sino que se desplaza erguido sosteniéndose sobre su cola. Cuando encuentra a su víctima, se lanzan sobre ella incorporándose nuevamente en fracciones de segundo. Según cuenta la gente, su forma es similar a la cobra pero con distintas cualidades.

Las legendarias habilidades del alicante, son únicas de esta especie. Es un cazador nocturno, hace un sonido que suena como el chiflido de un albañil tratando de llamar la atención de una mujer al cruzar la calle. Este chiflido es muy útil para hipnotizar y seducir mujeres atrayéndolas desde la seguridad de sus casas, como una sirena seduciendo un barco de marineros para llevarlos a su muerte. Se cuenta que, cuando las mujeres se están recuperando del milagro de dar a luz, el Alicante entra clandestinamente, cubierto por la oscuridad, a la habitación de la nueva madre cuando está amamantando al recién nacido. Primero hipnotiza al niño con su cascabel, tranquilizándolo eventualmente y poniendo su cola en la boca del bebé, manteniéndolo entretenido y callado, mientras chupa la leche del seno de la madre. Sí, parece que el Alicante tiene varios atributos humanos masculinos, ya que cuando se enamora de una mujer, se supone que inserta su cola en la boca de la víctima y su propio hocico en la intimidad de ésta.

El Alicante seguramente está basado en el verdadero Durango Mountain Pine Snake (también conocido como: Mexican Bullsnake, Mexican Pine Snake, Durango Mountain Gopher snake y El chincuate), o Pituophis deppei deppei. Básicamente, esta víbora es de color castaño con manchas muy oscuras y bien definidas, de café oscuro hasta negro, tiene la cabeza pequeña y mide 160 cm aproximadamente. En el estado de Hidalgo le llaman El chincuate, que más o menos se traduce como “serpiente de los elotes”, probablemente porque es ahí donde encuentra a los roedores que caza. En otras partes de la República, es mejor conocida como el Alicante y a veces se le llama también coralillo, quizá por el miedo que tiene la gente del campo debido a la creencia de que es tan venenoso como el verdadero coralillo y el despliegue que hace cuando se molesta. Como un típico Pituophis enojado, el deppei deppei zumba su cola, exhala fuerte por su epiglotis, y arquea el cuello en forma de “S”, amenazando a sus víctimas. (Todo esto pudiera explicar su cascabel hipnótico, el chiflido seductor y la postura erecta.) Es común que esta especie (más que cualquier otra Pituophis) actúe inmediatamente después de su despliegue, su mordida NO es de boca cerrada o defensiva y la deppei deppei, no juega. Aunque es una víbora muy común en esta región, la gente del campo, que frecuentemente le atribuye muchas cualidades mitológicas, la mata a primera vista.
Más Jergas / More Jerga
Más de 4 / More 4






© Copyright 2007 La Jerga